Thursday, July 03, 2008

Growing pains

Hoy me tome el colectivo de regreso. Mientras miraba por la ventanilla, note que tres chicos de unos 11 años se estaban tirando de una colina montados en cajas de carton corrugado. El colectivo paro en un semaforo y me quede enfocada en ellos, viendo como uno perfeccionaba la tecnica y los demas lo copiaban. Al final de la colina habia una pared de ladrillos que ellos parecian ignorar.


Pense que si no tuviera 30, una pollera y turno con el medico por ahi me hubiera colado. Pero despues me acorde de que los años no vienen solos y, ademas del deterioro fisico que noto a medida que pasan los abriles, me fui volviendo miedosa. Vi la pared, calcule el riesgo y pedi que ninguno volviera a casa lastimado.

Recorde que siempre fui intrepida: me animaba a cualquier cosa, me trepaba en todos lados, no le temia a la atura ni a la oscuridad ni a las avispas. Pero no era la unica, porque en mayor o menor medida los chicos son asi, y lo mio estaba lejos de ser un logro exclusivo.

Mirando los chicos soñaba despierta, reviviendo lo facil que es la vida cuando uno desea ser grande. Los pocos años que dura la niñez son solo minutos en comparacion al resto de la vida, especialmente si tenemos en cuenta que no guardamos recuerdos de los primeros años de nuestra existencia.

Que facil era todo sin responsabilidad, cuando escalar un problema era buchonearselo a tu papa o a la Seño, los dolores se curaban con un sana sana, comer el filet de merluza para llegar al pure era el equivalente a alcanzar la cima del Everest, los amigos se hacian solos, las relaciones terminaban sin duelos con solo decir "corto mano, corto fierro", los idolos eran los hermanos y las distancias parecian eternas, casi tanto como los viajes en auto.

Hoy me pego por el lado de la melancolia, me ahogue en un vaso de agua y senti que a veces por mas que lo intente y de lo mejor de mi, ni las horas de sueño ni mis esfuerzos son suficientes. Pero el sol va a salir mañana y volvere a ser feliz.

7 comments:

cyn said...

Ciega, que post tan tierno. Pero tan. Lo peor de todo es que tenemos que llegar a adultos para darnos cuenta que la niñez era lo mejor que nos va a pasar en la vida, además de los hijos (ja, sabes que te digo no?)

Alicia Seminara said...

Es así, querida Cieguilla.

Uno con los años se torna más miedosa porque es como vos decís, calculás el riesgo. Y sabés lo que es el dolor físico. Entonces tratás de evitarlo.

Bea said...

Cuando te das cuenta que ser chico es tan sencillamente hermoso...ya sos grande. Y no hay forma de volver a ese estado donde la vida te parece una eternidad, donde la vida es un juego, dond la vida es un helado, donde la vida es un partido de bolitas...

Tegin said...

esa dualidad de querer ser grande - querer ser chico mirá si a mi me pegará seguido (tengo 17)...no sé...yo tal vez más que actitudes de niño tengo actitudes inmaduras muchas veces...osea...siempre me manejo en forma racional, pero hay veces en que mi adolescencia - inmadurez o como le quiera llamar me pegan tmb...pero...no sé...justo creo que fue hoy a la mattina pensaba en forma super pesimista "mi vida antes de empezar primer grado era una maravilla" y no sé si no tengo razón...

que tema la edad. No sé si es mejor ser niño o adulto, lo que estoy seguro en mi caso es que no volvería jamás a ser adolescente (el inconformismo, vio)

Alberto Colombo said...

Ciegui si a los 30 empezas con eso que los años no vienen solos , vas mallllllllllll ...muy mallll


Un beso grande

Paula said...

Amiga que lindo post!!!!

Yo veo lo que vos decís todas las semanas en el cole con los chicos de segundo grado...Sus problemas son los más tierno que hay :)

Lloran porque no encuentran su lápiz favorito o porque se les rompió el album.....INCREIBLEMENTE LINDO aunque solo volvería a esa etapa un ratito y nada más.

Hay que pensar en positivo y tirar para adelante, aunque algunos días cueste muuucho más que otros, no?

Igual ya sabés, si te pinta el bajón acordate de la gente de comparas en pijamas...Que no tiene desperdicio...

jajajajajaja :) :) :) :)

Te mando un abrazo enorme

Pau

Cieguilla said...

Cyn: si no no tiene gracia, no? Tarde para hacer algo al respecto!

Alicia: no es tan divertido, y ni hablar de descubir el dolor emocional, que a veces pesa mas que el fisico!

Bea: mi vida sigue siendo un helado! :-)

Partido de bolitas? Me sono a algo de otra generacion - amiga solo sos un poco mayor que yo!

Tegin: bienvenido! :-)

Todavia podes darte permiso de ser chico a los 17... al menos eso hacia yo! Yo estire mi niñez a mas no poder y no me arrepiento, total hay tanto tiempo para ser adulto!

La adolescencia tambien tiene sus cosas buenas, porque es el momento de tu vida en que te vas formando como persona. Lo importante es no estancarse ahi ;-)

Alberto: estoy hecha pelota, no? ;-)

Pauli: estaria bueno volver una tarde, cuando tuviste un mal dia, para poder olvidarte de todo, perder la nocion del tiempo y la responsabilidad, y crear dialogos imaginarios entre tus juguetes.

Ayer vi una en pijama pero no llegue a tiempo de sacarle una foto. Vos no te preocupes que ya tendre la oportunidad!

Besos a todos xxx