Thursday, August 21, 2008

Scheiße

Estoy en Munich desde el domingo y todavia no puse un pie en la ciudad ni tome una cerveza. Algo anda mal.

La prision de lujo es un hotel en el culo del mundo, que me queda como a 50 o mas minutos del centro y no tiene nada alrededor. Ni un lugar para ir a tomar un cafe. En esta carcel nos quedamos las tres entrenadoras mas los asistentes del curso, que vienen de varios rincones del mundo: una combi nos pasa a buscar por recepcion, nos lleva al aeropuerto y de ahi nos tomamos el tren. Asi ida y vuelta cada dia, no se imaginan lo emocionada que estaba cuando llegue al aeropuerto esta noche, casi dos horas despues que los demas, y me encontre que se acababa de ir mi transporte y tenia que esperar otros 25 minutos.

El almuerzo lo compramos en la cafeteria del training centre, que por supuesto tampoco tiene muchas mas alternativas vegetarianas que alguna papa o una ensalada que no se ve muy fresca. La cena esta arreglada con la reserva de la habitacion y es un menu fijo que suele incluir una sola opcion para gente que no come wurst ni otros derivados de animales, que encima ya repitieron en cinco dias. No se de que me quejo porque ni un restaurant hay por aca como para hacerme la canchera!

Internet cuesta una bocha y es la primera vez que compro acceso por un dia, porque la abstinencia me tiene mal. Con lo que me salieron estas 24 horas pago un mes de banda ancha en casa.

Me levanto antes de las 6 cada dia y trabajo 12 horas, la mayoria de las cuales estoy de pie frente al curso. Termino con los pies como dos empanadas. Para colmo de males, algunos de los alumnos hace mas tiempo que estan en la empresa que yo y mi falta de experiencia se nota de a ratos, lo que me resalta mi coach cada tarde en la sesion de "critica constructiva". Mataria un poco de apoyo, pero mi supesta compañera resulto una perra ventajera, egoista e inescrupulosa.

Cuando pienso en viajes de negocios se que no va a ser una fiesta, pero la otra cara de las jornadas laborales eternas suele ser pasear por la ciudad de noche, alguna rica cena o usar el spa del hotel. Aca no hay nada de eso, es todo work y nada de play. No veo la hora de que llegue el finde, novio incluido.

9 comments:

Carolain said...

(me puse al día con el blog =P =) )

Puf, qué garrón, mujer.. Bueno, ya el fin de semana está ahí nomás. Suerte!

Bea said...

Ommmmmmmm, pensa que ya casi es viernes, que ya casi llega Glen, que ya casi vas a ir a comer algo rico. Aguante un poquito mas, no me afloje che! Besos

Alberto Colombo said...

Mejor que no hayas ido a ninguna cerveria de Munich.. mira si te cruzabas con un petiso, de bigotes raros, pintor mediocre, dando algun discurso despues de varias birritas....je

Marian said...

CAlavera no chilla mujer!!!

Ya es viernes!

SOL said...

HOLA,soy Argentina,encontré tu blog,lo devoré de a poco y realmente es admirable todo tu esfuerzo,te felicito!yo soy una simple ama de casa,pero todo bien asi.Como hiciste para pasar de english teacher a tener un super trabajo y hasta dar un curso?podes contar algo?para mi sos como una estrella!saludos!

Florcy said...

Ya llegó el finde Ceci, ojala ya estes disfrutandolo con Ben.
Saludos
Flor

Gab said...

Uy que garrón, que bajón, encima cuando te tocan ese tipo de minas...
nada compañeras re ventajeras.

Suerte y que te sea leve.

Tanto sale internet????!!!

Omar Magrini said...

Hola cieguilla, hacía tiempo que no pasaba a saludarte. La verdad que hay veces que esos viajes de trabajo son imbancables y de terror, hay que buscarles el lado positivo, desde el punto de vista economico tal vez, cerrar los ojos y bancar estaoica a que termine, violín en bolsa y a casa que llueve. Me gusto la descripción de tu compañera "perra ventajera, egoista e inescrupulosa" Asi da dis-gustos tener compañeros de trabajo jajajajaj
Te dejo un afectuoso saludo, desde la calurosa
Madrid.
Omar

Luciano said...

Es así, una prisión de lujo. Aguante.